Apología de los blogs perdidos

2

flautista de HamelínEsta semana me dio por leer blogs. Fui saltando aleatoriamente por las páginas de blogueros  desconocidos. Y fue una ocurrencia muy gratificante, la verdad. Porque ¡¡madre mía!! hay un ejército de personas muy ingeniosas suelto por la red.

Me quedé embobado leyendo hipnotizantes párrafos de genios anónimos. Y como una rata bajo el hechizo del flautista de Hamelín, un texto me llevo a otro y pasé un rato la mar de agradable. Gracias Internet, gracias España. Desde luego, que nadie se atreva a decir en mi presencia que en este país no hay talento.

Me fascina el poder de las palabras cuando se saben usar con precisión. A mí me gusta escribir y lo hago como un autómata, sin reflexión, como un taquígrafo judicial de mis propios pensamientos. Pero no soy un virtuoso. Y admiro a la gente que sí lo es; por eso disfruté tanto leyendo lo que iba apareciendo antes mis ojos. Me sentí  privilegiado, como el que encuentra un tesoro; una sensación similar a la de ir caminando y dar con un billete de 50 euros tirado en la acera.50 euros

Desde luego, hay gente con mucho arte, capaz de modelar la gramática y el léxico para crear cosas muy bonitas. Tan bonitas que no deberían estar perdidas en el laberinto blogosférico, sino en alguna columna periodística. Lo que merece ser leído no debería morir en el anonimato. Tiene que ser frustrante para un billete de 50 dar a parar a una calle por la que nunca pasa nadie.Pero, por suerte, siempre hay algún caminante desorientado que toma esa dirección. De la misma manera, un lector errante puede dar con un post desamparado.

Y como muestra, un botón extraído de http://duermevela-iraultza.blogspot.com.es/ , uno de esos blogs con los que me topé el otro día:

Alguien dijo hace muchos años que el deseo de alguien no está en querer acostarse con esa persona, sino en querer dormir a su lado. Por eso, porque a veces, dormir al lado de alguien, es la manera más precisa, exacta y sincera de darse cuenta, de que a partir de ese momento, la cama puede llegar a ser un desierto enorme, cuando la mitad de ella está vacía.

 

Psicopedagogo

Discussion2 comentarios

  1. Hace años, muchos años, me adentré en el apasionante mundo de la blogosfera. Por fortuna tuve la oportunidad de conocer a gente increíble en distintos ámbitos…como personas, como intelectuales, como artistas.
    Por desgracia, el tiempo, la vida, la desidia y la rutina fueron taladrando con asesina eficacia el interés puesto tanto en mi blog como en la relación que entablé con decenas de blogueros. Estoy hablando de un periodo que abarca desde el año 2008 hasta el el 2012, cuando terminé por abandonar mi blog. Curiosamente, ese rango de fechas es el mismo que señala la eclosión y el ocaso de ese fascinante mundo.
    Creo que es digno de estudio el fenómeno de la blogosfera, desde sus inicios hasta la actualidad. Desde que un puñado de “frikis” posteaba sobre los más diversos temas hasta el abrumador dominio actual de las blogueras de moda -que son las únicas que han conseguido rentabilizar económicamente en cierta medida tal mercado-, pasando por ese periodo que anteriormente he señalado, que fue cuando mayor diversidad y actividad tuvo la blogosfera.
    Me ha gustado tu entrada.
    ¡Saludos!

  2. Miguel

    Hola Jesús. Como bloguero veterano que eres, comprendes la ilusión que hace que alguien se tome la molestia de dejar un comentario en algo que has escrito. Así que muchas gracias por el feedback:)

    Siempre puedes desempolvar tu blog, volver a darle vidilla y disfrutar de la escritura, hasta que la rutina asesina vuelva a hacer de las suyas. Total,tarde o temprano la motivación acaba muriendo, pero mientras tanto…que te quiten lo bailao, ¿no?

    Saludos

Leave A Reply