Yo y mis circunstancias: feliz triste cambio

0

camaleon, el rey de la adaptación a nuevas circunstanciasYo soy yo y mis circunstancias, dijo el filósofo. Y tenía razón

…puedo darme cuenta de ello cada vez que estas cambian y afronto una nueva transformación.

Con el paso del tiempo las rutinas varían, algunas modificaciones en el guión de nuestra existencia tienen mayor repercusión que otras, quizá debido al mayor o menor apego que sentimos por ellas, pero cada cambio, cada reinicio, cada nueva etapa, nos hace desprendernos de una versión de nosotros.

Y a veces puedes sentirte triste aunque todo ocurra por una buena razón. Porque incluso cuando avanzas por un camino prometedor, una parte de ti cae fulminada, y antes de sumergirte en la esperanza, has de asistir al entierro de las circunstancias pasadas.

hombre en moto dirigiéndose a un lugar donde puede que se enfrente a otra circunstancias diferentes

Somos lo que vivimos hoy, pero también fuimos lo que vivimos ayer. Y te despides de tus circunstancias con un nudo en la garganta. Le dices adiós a una versión de ti, como tantas otras veces has hecho, como tantas otras veces harás.

Y entonces llega ese dulce momento. Sonreír y pensar: metamorfosis en proceso. Bienvenida nueva vida, bienvenido nuevo yo.

 

Psicopedagogo

Leave A Reply