Jose Manuel Frías nos revela la Granada misteriosa

0

Hace unos días anunciamos que dedicaríamos una serie de artículos a hablar sobre historias de miedo y acontecimientos misteriosos acaecidos en Granada. Y hemos tenido la suerte de llamar a la puerta de un experto en la materia y recibir respuesta.

Jose Manuel Frías lleva muchos años trabajando en el periodismo de investigación. Y en su labor como cronista de sucesos insólitos ha participado en diferentes medios de comunicación a nivel internacional y publicado multitud de libros. Uno de ellos es Granada Misteriosa y en él podrás encontrar los enigmas más fascinantes de nuestra provincia.

Y una vez dicho esto, es tu turno de desportada de granada misteriosacubrir lo que dio de si esta tanda de preguntas y respuestas a todo un profesional del misterio. 

¿Qué requisitos debe tener un lugar para que se convierta en objetivo de investigación?

Que tenga una buena historia detrás, a ser posible con testigos y documentación. En principio, cualquier temática que despierte la curiosidad me atrae: fenómenos extraños, ufología, arqueología mágica, historia desconocida, etc.

¿Qué dificultades encuentras a la hora de investigar un caso?

Depende el caso. A veces es la falta de documentación o de testigos, que provoca que un caso no pase de ser leyenda al no existir personas con nombres y apellidos que la avalen. En otras ocasiones, las trabas son más bien físicas: instituciones que te cierran las puertas, gente que no te facilita permisos para entrar a lugares privados, etc. Pero, por norma general, no suelo encontrar muchas dificultades.

¿Por qué crees que se da el fenómeno de las casas encantadas?

Principalmente por apego. El ser humano siente apego a las cosas. Si hay una vida después de la muerte, ese apego continúa: apego al lugar en el que uno ha nacido, o ha vivido, o ha trabajado o ha fallecido (de ahí los puntos negros de las carreteras en los que ocurren cosas extrañas), o incluso apego al lugar en el que se encuentran nuestros restos mortales (son muchos los fenómenos que se dan en cementerios). También estaría el deseo de hacer justicia o buscar venganza desde el otro lado de la muerte.

estatua cementerio

¿Has vivido en tus carnes algún fenómeno paranormal?

Pocas veces. No soy un investigador parapsicológico. Enfoco la investigación desde el punto de vista periodístico, como el periodista que va a cubrir un partido de fútbol. Yo cubro el misterio. Aun así, en alguna que otra ocasión he llegado a ver o a oír algo extraño. Pero no es la tónica habitual.

¿Cuál ha sido el caso que más te ha llamado la atención de la provincia de Granada?

iglesia de la virgen de la tiznáPosiblemente el de la resurrección de tres niños, en Jerez del Marquesado, muertos por la acción de un rayo. Fue en 1653. La Virgen de la Purificación los devolvió a la vida, absorbiendo la energía del rayo y volviéndose su rostro oscuro, tiznado. Ahí tomó el apodo que aún se usa, el de “Virgen de la Tizná”, aunque la auténtica imagen fue destruida durante la Guerra Civil, y la actual no tiene el rostro oscuro.

Es muy frecuente en las reuniones de amigos contar historias de miedo. ¿Te dan mucho la lata en tu círculo social para que les cuentes cosas? ¿Hay algún relato al que suelas recurrir en esos casos?

Es inevitable, como le pasará al que sepa tocar la guitarra. A veces, entre amigos no vinculados al misterio, siempre surgen preguntas respecto a estas materias, o directamente me piden que narre algún caso insólito. Recurro a las historias que más me han asombrado (entre ellas la de la Virgen de la Tizná, de Jerez del Marquesado). Y, por supuesto, entre amigos sí vinculados al misterio, es habitual tratar estos temas, aunque de una manera diferente, digamos, más profesional.

La fascinación por lo sobrenatural es tal que hay mucha gente que hace sus pinitos como investigador: ouija, psicofonías, etc. ¿Crees que hay algún peligro en este coqueteo con lo paranormal por parte de aficionados?

En el aspecto periodístico, ninguno. En el paranormal, sí, porque te enfrentas a situaciones que desconoces y que no siempre puedes manejar a tu antojo. No recomiendo esas prácticas si no eres una persona seria y con una mente bien estable, porque puedes llegar a obsesionarte.

¿Cuál es el lugar más terrorífico dónde has estado? ¿Sueles pasar miedo durante tus investigaciones?

Yo no hablaría de lugares terroríficos. No enfoco el misterio como algo de terror, sino como un modo de encontrar respuestas a preguntas. En cuanto al miedo, siempre paso, es normal. El miedo es un sistema de alerta ante lo desconocido. Y qué más desconocido que los sucesos insólitos. Siempre siento algo de miedo, y no me creo que otros no lo sientan si creen en estas materias. Eso sí, repito, mi enfoque es periodístico. No suelo pasar noches en lugares extraños. Soy más de ir de día, entrevistar gente, buscar en archivo, realizar fotografías de apoyo. Mis armas son el bloc, la cámara y la grabadora.

 En una ruta de misterios por Granada, ¿cuál crees que sería una parada obligada?  

Aparte de Jerez del Marquesado y su Virgen de la Tizná, en la capital hay que hacer parada en la cripta de Fray Leopoldo (obró multitud de prodigios en vida). También, cerquita de allí, en el Hospital San Juan de Dios, con su “fantasma bueno”Pero más allá de sus misterios, la capital granadina es una joya. Siempre que voy (mínimo tres o cuatro veces al año), me doy mi buen paseo a lo largo de la Gran Vía de Colón, para desembocar en la encantadora Carrera del Darro, con ese entrañable Paseo de los Tristes, a los pies de la Alhambra, otro enclave lleno de leyendas y tradiciones.

paseo del darro

En una de tus entrevistas cuentas que parte de tu trabajo consiste en recopilar historias que antes se transmitían en la tradición oral. ¿Cómo ves el misterio en el siglo XXI? ¿Es mucho más prolífico en misterios el pasado que el presente?

El misterio siempre está presente. La diferencia estriba en que cuanto más caótico es el sistema de vida, más desapercibido pasa. Eso lo he notado cuando he visitado pueblos de interior, villas tranquilas, en las que es fácil acceder a lo misterioso, porque todo el mundo recuerda historias. En las capitales, la gente tiene otras miras y otro ritmo. El siglo XXI sería un caos para el misterio, sobre todo el misterio antiguo, de no ser por los cuatro locos que metemos los dedos para extraer aquello que está en peligro de desaparecer de la memoria popular.

Eres un gran admirador de Stephen King. Él afirma que las explicaciones son la antítesis de la lírica del miedo, ¿alguna vez alguna explicación lógica ha arruinado la magia de algún caso que estuvieras investigando?

Al contrario. Si logramos dar una explicación natural y razonable a un suceso, estamos dando un gran paso, porque nos habremos acercado a la verdad. Puede quitar miedo y superstición, eso sí, pero yo no me nutro del miedo ni de la superstición, sino de un deseo sincero de conocer las respuestas a las preguntas que todo el mundo se hace. Aún así, en la mayor parte de los casos no hay una respuesta, y el misterio sigue tan vivo como siempre. 

Y aquí lo dejamos. Pero todavía hay más…¿cuál crees que es el libro de terror favorito de Jose Manuel Frías? ¿Qué película de miedo te recomendaría? ¿De cuál de sus trabajos publicados está más orgulloso? Descubre esto y mucho más en la segunda parte de la entrevista.

Psicopedagogo

Leave A Reply