Ruta por los acantilados de Almuñecar

0

La costa granadina se caracteriza por ser abrupta y en muchos puntos rocosa, es por ello, que la mayoría de sus playas son de chinos y piedras. Esta peculiar orografía permite un paisaje lleno de acantilados y zonas de gran belleza natural.

2015-01-11 11.00.41

Un estupendo plan para pasar el domingo, aprovechando los días de sol y buena temperatura, es realizar una pequeña ruta de senderismo por la costa tropical.

2015-01-11 12.08.27

Se trata de un trazado de poca dificultad, apto para todos los  niveles y edades, incluso ideal para realizar en familia. Desde Granada, hay que desplazarse en vehículo hasta el aparcamiento de la Playa del Cañuelo, en Almuñecar. Para llegar, debemos salir por la salida oeste de la autovía, dirección La Herradura- Almuñecar oeste. Una vez se llega al punto de salida, nos esperan unos 7 kilómetros de camino, entre zonas de playa, monte, miradores y torres de vigía.

2015-01-11 10.53.52

Se trata de una ruta circular, de manera que no volveremos sobre nuestros pasos. Se recomienda hacer las fotografías necesarias y disfrutar del paisaje al máximo, sin prisas. La Playa del Cañuelo es amplia y cuenta con una gran zona rocosa, donde podemos encontrar todo tipo de animales marinos, entre ellos, erizos, anémonas, cangrejos ermitaños y caracolas.

2015-01-11 11.28.17 2015-01-11 11.28.13

Esta riqueza natural le otorga al lugar la categoría de zona protegida, dentro del Paraje Natural Acantilados de Maro- Cerro Gordo.

2015-01-11 10.17.21

Si continuamos por un sendero estrecho y empinado, ascendemos hasta el Peñón el Fraile, desde donde podemos disfrutar de unas impresionantes vistas. A nuestros pies, la playa del Cañuelo, la cala de los Cañuelos y el mar en nuestro horizonte, azul intenso.

2015-01-11 11.21.40

Si os gusta la fotografía, esta ruta os encantará, ya que permite realizar todo tipo de instantáneas.

2015-01-11 12.09.00

Continuamos bordeando el acantilado hasta llegar al denominado Cerro Gordo, donde hay una torre de vigía conocida como Torre Caleta. Desde allí, ver atardecer debe de ser algo maravilloso y mágico.

Para continuar con nuestra ruta, debemos volver sobre nuestros pasos unos metros y, de esta manera, retomar el sendero que continua bordeando el acantilado el busca de la Playa de Cantarriján, caracterizada por ser semi nudista en uno de sus extremos y nudista en la parte de la izquierda.

Allí encontramos un excelente lugar para comer sentados en la playa un bocadillo o tomar una cerveza fresquita en el restaurante La Barraca, con un ambiente excelente y una decoración acogedora.

Sentados en la orilla del mar o bien en la terraza del restaurante, el momento invita al relax y a disfrutar del cálido sol del invierno.

Tras el merecido descanso, es hora de continuar esta vez, ascendiendo en busca de los vehículos. Para ello, es posible caminar por un carril que nos lleva a la carretera y de ahí, seguir caminando hasta el aparcamiento (esta opción puede parecer más rápida y sencilla para caminar, pero no la recomiendo); la otra opción, y sin duda la más  recomendable, es adentrarse por el lecho del arroyo, que está seco, y continuar por el sendero, ascendiendo de forma rítmica entre pinares y huertas. Se trata de una excelente forma de terminar el recorrido, caminando entre zonas frondosas por un camino de fácil recorrido.

2015-01-11 16.01.48

 

Leave A Reply