“Te quiero” son dos palabras.

0
175774797_d23433cda2_z
Kiss me de Sarah (Rosenau) Korf. Licencia bajo CC BY-SA 2.0

“Te quiero” son dos palabras, “te quiero mucho” son tres palabras, “te quiero para siempre” son cuatro palabras. Muy bonito todo. ¡Qué ilusión las mariposas! ¡Qué ilusión sentirse completamente feliz! Los cuentos de hadas pasan de los libros a tu vida. ¡Que bonito sonreír! ¡Qué bonito soñar con los ojos abiertos!

Estoy de acuerdo: la espiral de mariposas revoloteando en el estómago es el mayor subidón de adrenalina jamás inventado. Y encima gratis. Chollazo.

Muy bien, muy bien. Muy bonito. Pero…

 

… PAUSA DRAMÁTICA…

 

Nubes de tormenta, rayos y truenos. Pongo voz de ultratumba y como si hubiera entrado en un trance de médium desgarbado sentencio más que digo:

No apuestes todo, ¿no ves que la única garantía son unos insectos mutantes? ¿Acaso te has parado a pensar cuánto dura su ciclo vital?

Que sí, que sí, repito: muy bonito, muy bonito. Mi consejo es que ames con todas tus fuerzas, tus ganas y tu ilusión; pero no te olvides de tener localizada una salida de emergencia. Dale a quien te abraza en la noche fría toda la importancia y el cariño del que dispongas pero no lo vuelvas imprescindible. Es especial, te hace especial, le haces especial; pero eso, no es lo mismo especial que imprescindible.

 Sobre todo, ámate tú, que vas a estar contigo siempre, con o sin mariposas. Construye tu propio futuro y compártelo si quieres, pero que sea algo tuyo. Se el dueño de tu vida porque “te quiero” son solo dos palabras.

2280239880_469a0b0ef2_b
Imagen de MAMJODH. Licencia bajo CC BY 2.0

 Se retiran las nubes de tormenta, sale el sol y recupero mi voz habitual.

Feliz día:)



Imagen de portada propiedad de Carmen Eisbär. Protegida por CC BY-NC-SA 2.0

Psicopedagogo

Leave A Reply